Terapia Regresiva

old film projector with dramatic lighting“Nuestra vida es un reflejo de lo que hay grabado en nuestro inconsciente”

Con la terapia regresiva accedemos a nuestro lado inconsciente para reconocer aquellas creencias que están forjadas en nuestro interior y que atraen las situaciones que nos encontramos en nuestra vida. Esto permite atraer nuevas realidades.

La terapia regresiva consiste en una relajación profunda que facilita, a través de la relajación del cuerpo, la relajación de la mente, llegando a provocar un estado expandido de conciencia que permite que la persona pueda acceder a regiones de la memoria a las que no puede acceder durante su vida cotidiana. Se exploran tanto situaciones relacionadas con el punto de conflicto actual, como situaciones donde hemos desarrollado dones y potencialidades en otras ocasiones.

 

El terapeuta conoce las técnicas y guía la experiencia de manera respetuosa y sutil. No domina ni controla la experiencia de la persona. Ella es quien en última instancia decide y selecciona la información con la que conectar para producir la terapia.

Antes de comenzar con esta terapia se realiza una evaluación para determinar si este es el tipo de terapia adecuada y si el conflicto se encuentra en el área emocional, corporal, mental o espiritual. Asimismo, a través de la entrevista se obtiene una información muy valiosa a través de la que se detectan los posibles focos de origen y relación con el conflicto actual. Esto permite ir directamente al lugar donde el conflicto ha quedado anclado para permitir su comprensión, liberación y resolución.

La terapia regresiva es una terapia profunda, en íntima conexión con el lado espiritual del ser humano y proporciona comprensiones a las personas que la eligen como método para descubrirse a sí mismas. También permite integrar aspectos desconocidos de sí mismas pero que guardan en nuestro interior, permitiendo una mayor integración de áreas fragmentadas y devolviéndoles a una unidad y una calma interior verdadera.

Los comentarios están cerrados.